5 formas de aumentar tu autoestima

Hola, hoy me gustaría contarte 5 formas de aumentar tu autoestima, que es la opinión que tenemos de nosotros mismos y que en determinados momentos puede quedarse un poquito o un muchito menguada.

autoestima

1.- Cuídate

A veces, el hecho de ser madres hace que nos olvidemos de nosotras mismas y que pasemos a dejarnos para cuando tenemos un rato y eso puede no llegar a suceder (¿te suena verdad?).

Recuerdo cuando mi hijo era un bebé que me diesen la 6 de la tarde sin que “hubiese podido” darme una ducha. Además de alguna manera lo vemos como que estamos siendo madres responsables al dar prioridad a otras cosas y nos “sacrificamos” dejándonos para el último lugar.

A veces puede ser complicado organizarse, no te digo que no, pero es muy importante que cojamos el hábito de ponernos un poco por delante porque aunque estemos en casa y no nos vea nadie, uno se siente descuidado y mal consigo mismo.

Así que mira a ver qué puedes hacer para cuidarte un poco más. Cada uno verá qué puede hacer en su casa y en su caso. No hace falta que empieces por algo muy complicado, puede ser algo muy sencillo como darte una ducha, tomarte un café o una infusión tranquila, tener un rato para leer, dar un paseíto…

No sé el apoyo que tendrás en casa y entiendo que ese es un factor importante pero seguro que si que puedes introducir algún cambio por pequeño que sea para marcar una diferencia.

 

2.- Trátate con cariño

A veces terminamos el día pensando en todo lo que no hemos hecho, no nos ha dado tiempo a hacer, aquello que no nos ha salido como queríamos… en lugar de pensar en el millón de cosas que si que hemos hecho, lo que si ha salido como queríamos, el beneficio que han obtenido otras personas a nuestro alrededor gracias a las acciones que nosotros hemos realizado…

Así que trátate con cariño y cada noche antes de dormir acuérdate de las cosas que has hecho bien durante el día que estoy segura de que han sido muchas. Y si hay alguna con la que no te sientas contenta plantéalo desde el punto de vista de qué puedes mejorar en lugar de estar con el látigo 😉

 

3.- No te compares

Esta es otra manía de esas que tenemos los terrícolas (si tú no la tienes te felicito) de andar comparándonos con otros semejantes y sintiéndonos mal porque nosotros no tenemos…, no nos pasa…

Intenta no compararte con otras personas porque aunque nos parezca que la vida de ellos es perfecta, seguro que también tienen sus problemas aunque nosotros no los hayamos visto.

Intenta compararte sólo contigo mismo e intentar mejorar respecto a ti mismo.

 

4.- Descansa

Este punto dependiendo de los meses, años… que tenga tu bebé y de cómo duerma sé que puede ser complicado pero en algunas ocasiones perdemos oportunidades de descansar porque queremos estar ahí todo el tiempo al pie del cañón y no delegamos aunque tengamos la oportunidad.

Yo no sé tú pero yo recuerdo que me organizaba con mi pareja y la noche que se levantaba él con el niño, no terminaba de dejarle que se hiciese cargo. El niño se ponía a llorar y yo ya estaba sentada en la cama pensando que no se iba a volver a dormir a menos que yo me levantase.

Pues lo que te propongo es que busques la manera de descansar. Como te decía antes, dependiendo de cuál sea tu situación será más fácil o más complicado pero seguro que puedes hacer algo por poco que sea para sentirte más desacansada. Y cuando uno está descansado ve la vida de otro color y se siente mejor consigo mismo y con los demás ¿no crees?

 

5.- Intenta hacer algo de vida social

Cuando tenemos un hijo, normalmente dejamos de hacer vida social porque los horarios y rutinas de los pequeños de la casa nos cambian todo pero estarás de acuerdo conmigo en que estar con otros adultos, hacer una reunión de amigos… anima considerablemente.

Así que lo que te propongo una vez más es que mires en tu caso particular de qué manera en mayor o menor grado puedes implementar esto.

No hace falta que te vayas de fin de semana si no puede ser. De verdad no hace falta de repente organizar grandes cosas. Si vas introduciendo pequeños cambios lo vas a notar.

El objetivo de todo esto es que te sientas mejor contigo misma porque esto va a revertir en que estés mejor con tu pareja, con tus peques y con la vida en general ¿no te parece?

¿Qué punto es el que más te cuesta cumplir? ¿Cuál te es más fácil? ¿Qué truquis empleas para conseguirlo? Te espero en los comentarios.

También puedes ponerte en contacto conmigo aquí.

Image courtesy of aechan at FreeDigitalPhotos.net

 

Me encanta que me dejes comentarios ;-)