Cuentos para niños. Cómo les beneficia

El próximo domingo 23 de abril es el día del libro y quiero aprovechar para hablarte de los cuentos para niños y cómo les beneficia que se los contemos.

cuentos para niños

¿A partir de qué edad puedes hacerlo?

Puedes empezar a familiarizarles con los libros desde que el niño es muy pequeño (5 o 6 meses) ya que hay libros de tela y plástico resistentes para que los puedan morder y chupar sin peligro alguno.

Es increible la oferta de libros que hay en el mercado. A mi personalmente es un tema que me fascina. Diferentes formatos, ilustraciones, temáticas… Libros de pasta dura, blanda, tipo álbum, desplegables, con olores, de tactos diferentes, musicales… cuando voy a alguna librería especializada… me olvido del mundo.

A veces, los gustos de tu hijo pueden no coincidir con las recomendaciones por edades que hacen la editoriales, así que lo que te recomiendo es que cojáis el hábito de ir a la biblioteca para que así puedas ver por qué tipo de libros se decanta tu hijo.

Te dejo AQUÍ el enlace con un post que publiqué sobre los beneficios de ir a la biblioteca con tu peque.

 

¿Cuál es el mejor momento para realizar esta actividad?

Hay diferentes ratos a lo largo del día en los que puedes realizarla. Cualquier momento es bueno para mirar un cuento y disfrutar aprendiendo ¿no te parece? La cosa es que tú tengas un rato para hacerla.

Si dispones de poco tiempo para estar con tu hijo te recomiendo que establezcas la rutina de leer el cuento antes de que se vaya a dormir. Con el pijamita puesto y todo listo para una vez finalizado el libro, darle un besito (o mil) de buenas noches y a descansar.

 

Antes de empezar:

  • Asegúrate que el lugar sea confortable y que esté bien iluminado para que ni tú ni el niño estéis forzando la vista.
  • Si puedes conseguir que no haya interrupciones ni distracciones ¡genial! Así podréis disfrutar de un ratito muy especial juntos (intenta dejar el móvil en otra habitación)
  • Podéis tener una rutina especial antes de contar el cuento (algo que digas siempre, poner una luz especial, taparos con la mantita de ver cuentos… no sé cread un ambiente mágico para ese momento mágico.
  • Deja que él elija el cuento que vais a ver (prepárate porque hay épocas en las que querrá siempre el mismo y te tocará leerlo una y otra vez y como te equivoques en una palabra ya se encargará él de decirte que así no es 😉

 

¿Qué beneficios tiene realizar esta actividad?

  • Fomenta la imaginación y la creatividad
  • Mejora la atención y la memoria.
  • Estimula el desarrollo del lenguaje ya que escucha expresiones y frases relatadas de una forma diferente a las que utilizamos en el lenguaje coloquial y poco a poco irá ampliando su vocabulario.
  • Le ayuda a comprender mejor el mundo que le rodea.
  • Te ayuda a conocer más a tu peque ya que irás viendo qué temas le interesan.
  • Fomenta el gusto por la lectura
  • Ayuda a establecer una rutina para descansar antes de ir a dormir.
  • Mejora la relación entre tú y tu hijo ya que es un rato de calidad que compartis en el que el niño se siente querido y escuchado. Si el cuento lo véis por la noche, puedes aprovechar ese rato de complicidad para preguntarle cómo ha ido su día y que te cuente cositas importantes para él.

 

¿Cómo leer el cuento?

Seguro que alguna vez has escuchado a algún cuenta-cuentos y has alucinado con su capacidad para crear silencios, mantener la intriga, poner voces… Hay cursos para aprender a hacer esto, pero lo que aquí te vengo a proponer no tiene tanta complicación 😉

  • Si es pequeño puedes pedirle que busque algo entre las ilustraciones y que lo señale.
  • Si es más mayor puedes leer el texto y ya está (hay niños que tienen más “aguante” y toleran textos más largos y hay otros que se cansan antes). Tendrás que ir viendo qué libros le gustan a tu hijo y cuando veas que ya está cansado dejarlo para otro momento.
  • Puedes ir cambiando las voces, según hablen unos u otros personajes.
  • Te recomiendo que le dejes participar, preguntar, intervenir… (según van creciendo su participación es cada vez mayor y es divertidísimo escuchar sus ocurrencias)
  • Una vez finalizado el cuento y dependiendo del momento del día en el que estéis, puedes preguntarle cómo resolvería él la situación que le ocurre al personaje, que te cuente cuál es su personaje favorito y por qué… Si os vais a la habitación un ratito antes de la hora de dormir, se presta a charlar sobre un montón de cosas. Realmente es un rato muy especial.
  • A veces también podéis cambiar los papeles y que el niño te cuente el cuento a ti 😉

 

Bueno, y para terminar, te dejo una lista con algunos de mis libros favoritos. Son todo libros que yo tengo en casa y que he utilizado con mis hijos. Cuando empecé a conocer el mundo de los libros infantiles cuando estaba estudiando magisterio comencé una colección de libros que dejaba al alcance de mis hijos con la condición de que los cuidasen muy bien ;-).

Los he buscado en Amazon para que puedas verlos, leer comentarios de otros lectores… y te dejo al lado el link. Aunque reconozco que lo de Amazon es muy cómodo, a mi todavía me gusta ir a la librería y hojearlos antes de comprarlos. Te recomiendo de nuevo pasar por la biblioteca para ver si a tu hijo le gustan.

Algunos cuentos para niños

Te dejo algunos de esos libros con los que hemos disfrutado ratos muuuuuuuuuuuy especiales 😉

¡Ay! (suspiro) ¡¡¡Qué recuerdos!!! 🙂

Y tú, ¿qué libros recomendarías?

Image courtesy of Jomphong at FreeDigitalPhotos.net

2 comentarios:

  1. Por el bosque, muy orondo, se paseaba este ratón. El zorro le vio y se dijo: “Voy a darme un atracón”…
    ¡Qué recuerdos!
    Me encanta el post. Fantásticas recomendaciones.
    Yo añadiría que no tienen por qué ser cuentos para niños. Si es buena literatura, ellos lo sabrán apreciar.
    Recuerdo leer en voz alta las mil y una noches a Bruno cuando no era más que un bebé y disfrutarlo de lo lindo (yo seguro y él creo que también)

Me encanta que me dejes comentarios ;-)