Los niños son personas

Aunque tengan un cuerpo pequeño, los niños son personas. Esto es de sentido común ¿verdad?

niños

Cuando comencé a impartir la formación de monitores de actividad acuática, uno de los primeros puntos a tratar era este. Recuerdo que pensaba: ¿cómo les voy a contar esto? es algo tan evidente…

Pero a lo largo de todos los años que llevo trabajando con niños me he dado cuenta de que ésta es la base de casi todos los problemas. Si miras bien, es lo que está en el fondo de casi todas las dificultades que tenemos con los niños.

Recuerdo que cuando comencé magisterio allá por el año 1992, en uno de mis primeros días en la facultad, una profe comenzó su clase preguntándonos que por qué estábamos allí. La mayoría contestamos que porque nos gustaban los niños. Entonces ella dijo: “pero con patatas fritas o cómo” la gente se rió pero para mí fue algo así como una sacudida.

Cuando se habla de niños, y cuanto más pequeños más, hay mucho de ¡ay que monos! ¡qué gorditos!, les hacemos fotos disfrazados de calabaza, tortuguita…

Que no digo que esté mal, ni que no sean superbonitos pero a veces no les tenemos en cuenta realmente como personas, sino como unos seres pequeños, que necesitan protección, que tienen que aprender todo porque no saben nada, que no pueden decidir cosas porque no saben lo que quieren…

Creo que si realmente les considerásemos como personas que son, habría muchas situaciones que no ocurrirían.

Por ejemplo: ¿tú le quitarías a alguien el libro que está leyendo y le dirías ¡vámonos! Seguramente hablarías con el, le tendrías en cuenta porque sino, sabes que te va a mandar a freír espárragos.

No le quitarías sus cosas sin preguntarle, ni decidirías por él sobre sus pertenencias ¿verdad? Sobre el tema de las pertenencias puedes leer más aquí.

El niño, igual que tú, quiere que le tengan en cuenta, que le escuchen, que su opinión cuente, que le quieran, que le dejen ser autónomo y no le digan todo el tiempo lo que tiene que hacer, expresar sus sentimientos…

Todo esto lo hemos hecho todos, no te preocupes. Lo único que funciona es saberlo y dar marcha atrás cuando te das cuenta de que has hecho algo regular. No puedes plantearte ser perfecta en todo “menuda presión” pero si intentar tenerle en cuenta en la medida que sea posible y según su edad.

Y tú, ¿qué opinas? Deja un comentario y cuéntanoslo 😉

Image courtesy of Serge Bertasius Photography at FreeDigitalPhotos.net

Me encanta que me dejes comentarios ;-)