Estereotipos de género. Cómo proteger a los niños

Hoy quiero hablarte de los estereotipos de género y cómo podemos proteger a los niños de ellos.

En el post del martes pasado os recomendaba un libro que se llama “Oliver Button es un nena” que cuenta la historia de un niño al que le encanta la danza y que recibe burlas de sus compañeros porque consideran que esta es una actividad de niñas.

estereotipos de género

Hace poco además, vi de nuevo (no sé cuántas veces la he visto ya), la película de Billy Elliot que sufre también la burla de sus vecinos porque también le gusta danzar y me apeteció escribir sobre cómo nos influyen los estereotipos y cómo podemos ayudar a que nuestros hijos estén un poco más “a salvo” de ellos.

La sociedad, la publicidad, las series, las películas… nos imponen ciertos estereotipos de cómo somos y cómo nos debemos comportar si somos hombres o mujeres para ser socialmente aceptados y, casi sin darnos cuenta, nos van creando unas necesidades que si nos paramos a pensar, realmente no son nuestras para nada.

Así, parece que si eres un tío tienes que tener tu super perfume para que todas caigan rendidas a tus pies, estar super bueno y tener tu super mega coche para demostrar que eres alguien en este mundo y si eres tía pues tienes que ser super woman, estar siempre peinada y maquillada, atender la casa, la familia, ser la mejor en tu trabajo, y además estar muy feliz cuando te baja la regla.

Bueno, fuera de bromas y dejando muy claro que por supuesto que somos “supermanes y superwomans”, no por lo que nos dicen los anuncios sino por mantenernos en pie con la que está cayendo y además seguir agitando nuestra varita mágica y creando la VIDA a nuestro alrededor, tenemos que tener cuidado de intentar transmitir lo menos posible esos estereotipos nosotros en casa y filtrar todo lo que podamos lo que ya nos cuelan por todas partes.

Hay varias cosas que podemos hacer para que la siguiente generación asuma de otra forma todo esto:

1.- Que en casa vean que no hay tareas diferenciadas por sexo sino por comodidad y logística o por gustos.

2.- Permitirles que adopten diferentes roles en el juego simbólico sin decirles que eso es un juego de chicos o de chicas.

4.- Respetar sus decisiones y apoyarles independientemente de cuáles sean sus gustos a la hora de elegir un deporte o una actividad extraescolar… (así una niña puede querer hacer futbol y un niño danza).

5.- Permitirles jugar a los disfraces independientemente del que elijan. A veces los niños quieren disfrazarse de princesa o de bailarina y las niñas de Batman o de pistolero.

6.- Si son mayores, y con esto me refiero a que puedan hablar y opinar (el otro día una peque de casi cuatro años me soltó una charla sobre que las niñas podían jugar al futbol si querían… que me dejó alucinada) preguntarles qué les parecen ese tipo de roles que salen en los anuncios, en los cuentos… y tener pequeños debates con ellos.

7.- Hablar con el niñ@ y que nos cuente cómo se siente si le discriminan por alguna actividad que le guste, o si conoce a otro peque al que le ocurra eso para hacerle ver que tenemos que respetar las decisiones y gustos de cada uno.

Es importante que los niños y las niñas puedan jugar libremente a lo que quieran y adoptar los roles que les apetezca a la hora de jugar.

Recuerdo que en la escuela infantil tenía alumnos chicos que les encantaba jugar con los muñecos o ponerse vestidos para disfrazarse cuyos papás no lo veían bien (alguna charlita he tenido con ellos) porque los puñeteros (con perdón) estereotipos les habían calado hasta los huesos y pensaban que sólo eso ya iba a suponer que el niño iba a tener tendencias homosexuales.

Y recuerdo una niña con tres añitos recién cumplidos que me decía que ella no podía jugar al “futbol” (pasarnos la pelota con los pies en el jardín) porque era una niña (también tuvimos una charlita).

En fin, seguro que siendo mínimamente conscientes de ello podemos hacer mucho para cambiar estas cosas.

¿Tú qué crees? y… ¿cómo trabajas este tema en casa con tus peques?

Anímate y deja un comentario 😉

Si quieres hacerme alguna consulta aquí estoy.

El montaje está realizado con fotos de Sira Anamwong de FreeDigitalPhotos.net.

Un comentario:

  1. Pingback: Cómo elegir el mejor disfraz | Beeparents

Me encanta que me dejes comentarios ;-)