Cocinando en familia

@tarariquetecris

Cocinar en familia es una de las actividades más divertidas que se pueden hacer y además, podemos sacarle mucho partido.

En esta ocasión, quiero dejarte una receta muy sencilla, que igual ya conoces, para hacer un bizcocho.

Esta actividad, puede ser el rato en que preparas el bizcocho y ya, o puede suponer varias actividades en una, lo cuál resulta más interesante. Aquí te dejo mi propuesta:

1.- Preparando la lista de la compra

En primer lugar podéis preparar en casa la lista de la compra recortando de un catálogo de supermercado los ingredientes que vais a necesitar y pegándolos con pegamento. Dependiendo de la edad de tu hij@ necesitará más ayuda tuya o menos. Si hay algo que les encanta es el pegamento de barra 😉

2.- Ir a la tienda a comprar los ingredientes

Puedes ir sólo a por los que necesites para hacer el bizcocho o aprovechar el día de la compra para comprar esos ingredientes especiales para hacer juntos de cocineros. Tu hij@ estará encantad@ de ayudarte a buscar por los pasillos lo que necesitéis. Tú puedes ayudarle a encontrar las cosas diciendo caliente-caliente cuando se acerque y frío-frío cuando se aleje.

3.- Preparar unos gorros de cocineros

Con un par de folios y un poco de celo o pegamento de barra podéis haceros unos gorros de cocineros fantásticos (sólo tienes que hacer un cilindro). Antes de pegarlo, podéis decorarlos con el nombre, dibujos… y guardarlos después para vuestras próximas recetas.

4.- Preparando el bizcocho

Esto incluye lavarse las manos antes de comenzar, echar las medidas,  remover, probar con el dedo (este paso no puede faltar), mancharse la nariz con un poco de harina,  untar el molde de mantequilla con los dedos, llevarlo con tu ayuda hasta el horno, esperar disfrutando del olorcito que desprende, mirar de vez en cuando a través de la puerta del horno para ver cómo sube…

5.- Decorar el bizcocho

Cuando el bizcocho esté frío se puede decorar. En el supermermercado podéis encontrar un montón de opciones para este paso (corazoncitos, gominolas, lacasitos de colores… o también podéis poner el nombre con sirope de chocolate)

6.- Limpiar y recoger

Después de hacer el bizcocho hay que recoger la mesa y limpiar las cosas que hemos utilizado.

7.- Poner la mesa y disfrutar del bizcocho juntos.

Podéis preparar un zumo fresquito, un vaso de leche, y… ¡a comer! Puedes dejar que él corte los trozos y los reparta.

Desde luego, no hay color entre comer algo que hemos hecho con nuestras propias manos a comer algo comprado. La primera opción da mucha más satisfacción porque nos ha costado un trabajo y además es mucho más sano porque no lleva colorantes, conservantes y todas esas cosas.

Lo genial de todo esto es que el niño puede ver todo el proceso de cómo unos cuántos ingredientes se transforman en otra cosa que además está riquísima. Además se siente parte del grupo realizando una tarea en la que puede participar con vosotros y conseguir un resultado (son geniales sus caritas de satisfacción y de orgullo cuando ven el bizcocho terminado)

Vais a recortar, pegar, comprar, medir, pesar, observar, reir, decorar, limpiar, oler, saborear… Dependiendo de cuál sea la edad de tu hij@ tendrás que simplificar las actividades o hacerlas un poco más complejas (en lugar de recortar, elegir los productos en el catálogo…)  pero todas se pueden hacer a partir del año y medio más o menos (doy fé)

La receta:

Bueno, aquí está la receta en cuestión

Ingredientes

  • 3 huevos
  • 1 yogur natural o de limón (utilizaremos el vasito del yogur como medida a partir de aquí)
  • 3 medidas de harina
  • 2 medidas de azúcar
  • 1 medida de aceite
  • 1 sobre de levadura
  • 1 pizquita de bicarbonato (si no tienes no pasa nada pero es un truqui para que quede más esponjoso)
  • la ralladura de un limón o el zumito de medio limón o si prefieres puedes echarle unas cucharadas de cacao
  • mantequilla o aceite para untar el molde
  • Lo que quieras para decorarlo

Preparación:

  • Se van juntando en un recipiente todos los ingredientes tomando como medida el vaso del yogur y luego se remueve todo con una varilla.
  • Se unta el molde con mantequilla o aceite y se vierte la masa en el molde.
  • Se mete en el horno precalentado y se deja unos 45 minutos a 175 grados pero esto es muy relativo (mi experiencia por lo menos es que depende del horno) así que puedes ir pinchando con una aguja para ver si ya está cocido del todo.

Espero que lo disfrutéis muuuuuuuuuuuuuuuuuucho y que me digáis si lo habéis hecho qué tal os ha salido. Bueno, si encontráis alguna forma de enviarme un cachito a través de un comentario ¡sería genial! 😉

4 comentarios:

  1. Estupenda idea Cris, que divertida!! Enhorabuena por tu blog, un fuerte abrazo

  2. Enhorabuena Cris!!
    Que trabajo más bonito estás haciendo. Me encanta.

    Este si que es el manual que nos deberían dar cuando tenemos el primer hij@!!!

Me encanta que me dejes comentarios ;-)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.