comedero para pájaros casero.

Este sábado 15 de octubre he realizado con Iñaki Méndez un taller de comedero para pájaros casero para el ayuntamiento de Hoyo de Manzanares. Fué como miembros de la Asociación de artesanos “Lo que nos une“.

comedero para pájaros casero

El objetivo de este taller era generar interés entre los asistentes por el apasionante mundo de la ornitología y descubrir que hay una gran variedad de aves más cerca de lo que  imaginamos.

Y como una de las cosas más complicadas es observarlas porque no suelen parar mucho tiempo quietas, la idea de fabricar un comedero que se pueda colocar en nuestro jardín, ventana o balcón facilitaría la observación de estos amiguitos con plumas.

¿Cuántos pájaros diferentes conoces?

La primera parte del taller estuvo dedicada a llamar la atención sobre la variedad de especies que podemos encontrar a nuestro alrededor y a cómo podemos identificarlos de una forma sencilla.

Así que, repartimos unas guías sencillas y nos pusimos a jugar a ver cuántas aves conocíamos. Poníamos una foto y teníamos que buscarla en la guía. Incluso hicimos dos equipos (mayores contra pequeños) para ver quién encontraba más.

¿Qué utilizamos para diferenciarlas?

Descubrimos que según el sentido que utilicemos podemos diferenciar aves dependiendo de los colores de su plumaje, de la forma de su pico o del tamaño que tengan (pusimos a dos de los asistentes uno al lado del otro con los brazos extendidos y vimos que así de grande es un buitre leonado con las alas extendidas :-o)

Si nos fijamos en lo que escuchamos también podemos diferenciar distintos tipos de aves por el canto y fue muy curioso escuchar varios sonidos y ver cómo algunos son muy diferentes entre ellos.

A ver si es verdad…

Luego salimos a la calle a un pequeño parque para comprobar si realmente estaban ahí y llegamos a ver 5 o 6 especies diferentes en un ratito. Y es que hay una gran variedad, sólo tenemos que fijarnos un poco y observar.

Y por último hicimos los comederos

después de explicar algunas cosas como que:

  • hay que colocarlos en un sitio lejos del suelo para proteger a las aves de posibles depredadores.
  • tenemos que ponerlos en un lugar al que se puedan acercar poco a poco hasta estar seguras de que no hay ningún peligro para ellas
  • podemos rellenarlos con semillas, comida para pájaros, fruta fresca, frutos secos (que estén crudos, nunca tostados o fritos), avena…
  • la mejor época es el invierno ya que a los pájaros les cuesta más encontrar comida y así estaremos ayudando a propocionarles alimento y será más fácil que acudan a nuestro pequeño restaurante.

Y con objetos tan sencillos como botellas de plástico, piñas, rollos de papel higiénico, ramitas, palos de brocheta, cucharitas y lana… los participantes hicieron unos comederos preciosos haciendo uso de su imaginación y creatividad que desde luego no les faltaba 🙂

Y tú qué, ¿te animas a hacer uno en casa?

Déjanos un comentario o si lo prefieres envíame un correo electrónico para hacer cualquier consulta que desees.

Me encanta que me dejes comentarios ;-)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.