Ser madre y llevar un blog para madres a veces es difícil.

ser madre

Hoy quiero contarte algo muy personal.

Llevo tiempo sin escribir en mi blog porque llegó un momento en que no sabía a quién le estaba escribiendo ni para qué.

Esto de escribir al viento resulta difícil.

Resulta difícil porque no sé a quién le llega, si es que le llega a alguien. Y, si te llega a ti, no sé si te sirve de alguna manera.

Resulta dificil porque me he dado cuenta de que además de tus juicios y tus críticas, me asustan más las que yo me hago a mi misma.

Muchas veces me pregunto quién soy yo para darte un consejo o decirte cómo criar a tus hijos cuando yo misma, estoy en ese proceso maravilloso y abrumador a partes iguales que es ser madre y a veces dudo y cometo errores. Muchas veces.

Me he sentido mal porque pensaba que para ayudarte, yo debía tenerlo todo bajo control y ser una perfecta experta en esto de ser madre, y como no lo soy ni mucho menos, me sentía una impostora cuando te daba un consejo. Pero me he dado cuenta de que quizás, por estar pasando por lo mismo que tú, pueda comprenderte más facilmente.

He pensado mucho sobre a quién le quiero escribir. Porque no quiero hablar con cualquiera aunque cualquiera pueda leerme. Y he decidido que quiero escribirte a ti.

Quiero escribirte a ti, que como yo, quieres hacerlo lo mejor posible y vas probando y aprendiendo sobre la marcha de tus errores en este proceso de ser madre.

A ti que disfrutas y amas locamente a tus hijos y a ratos, igual que yo, los “odias” porque te sientes cansada o porque no les comprendes y luego te sientes mal por haberlo hecho.

A ti, si a ti, porque a veces, igual que me pasa a mi, te sientes defraudada porque esto de la maternidad no es lo que nos vendieron. Ya sabes a qué me refiero, esas fotos idílicas en la que todos los miembros de la familia van vestidos de blanco, se rien todo el tiempo y son muy felices.

A ti que sabes que el mundo puede ser mejor y crees en la educación como herramienta para mejorarlo.

A ti que como yo estás buscando la manera de conciliar y trabajar en algo que de verdad te haga sentir plena.

Quiero dirigirme a ti que como yo, eres positiva (aunque a veces te agobies) y te esfuerzas en agitar tu varita para crear un mundo mejor (aunque a veces se nos quede sin pilas o nos olvidemos que tenemos super poderes).

A ti que has tomado la responsabilidad de ser madre en este mundo loco con todo lo que ello conlleva.

Tal vez podamos apoyarnos en esta aventura y recordarnos mutuamente todo lo que somos capaces de conseguir.

Así que, si quieres aquí estoy. Suscríbete si no estás ya suscrita para no perderte nada de lo que publique ¿Cuento contigo?

Por supuesto, si eres un papá, eres docente o por lo que sea te sientes identificado con todo esto, también me gustaría tenerte por aquí 🙂

Image courtesy of Stuart Miles at FreeDigitalPhotos.net

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: