manualidades con cajas de cartón

Manualidades con cajas de cartón. ¿Te acuerdas que el otro día te decía que no tirases todas las cajas porque estaba preparando un post para reutilizarlas?

manualidades con cajas de cartón

Pues como lo prometido es deuda, aquí está.

Hoy quiero darte algunas ideas aprovechando que acaban de pasarse los Reyes para que puedas reutilizar algunas cajas de esas que seguro todavía tienes por casa después de las navidades.

Si ya las has tirado no te preocupes, seguro que puedes ir a algún establecimiento y pedir algunas. Estarán encantados de regalártelas 😉

Son muchas las actividades que se pueden realizar con cajas de cartón.

Vamos a dividirlas en tres grandes grupos:

1.- Juego libre:

Consiste en dejar a los niños las cajas a mano y permitir que ellos organicen lo que quieran con ellas.

Recuerdo que cuando trabajaba en la escuela infantil esta actividad les encantaba. Se cogían su muñeco o cuento favorito, un cojín y se acomodaban en una caja para pasar un rato jugando a su aire.

Te sorprenderá ver la cantidad de actividades que pueden organizar con ellas (arrastrarlas de un lado a otro, apilarlas y derribarlas, guardar dentro sus juguetes y volver a sacarlos y un largo etc).

Estarán desarrollando su imaginación y su creatividad ya que tienen la oportunidad de transformar un objeto en otro a voluntad. Están imaginando su mundo y materializándolo de alguna forma a través de este tipo de juego.

Recuerda que tu papel como adulto en esta opción es observar (que no es necesario pero como te digo muy divertido) a no ser que el niño quiera que juegues con él en cuyo caso te recomiendo que en lugar de proponer actividades le “sigas el rollo” para que sea él el que inventa y decide qué quiere hacer.

2.- Construir algo juntos:

Esta opción consiste en realizar un proyecto juntos. Es decir coger una caja o varias y transformarla juntos en otra cosa.

Según la edad del niño se pueden hacer actividades más o menos complejas. Te recomiendo que en la medida de lo posible te limites a hacer preguntas como:

  • ¿Qué quieres que construyamos?

  • ¿En qué te parece que podemos transformar esta caja?

  • ¿Cómo se te ocurre que podemos hacerlo?…

De esa manera no le damos el trabajo hecho y dejamos que sea él el que cree a voluntad y nosotros “sólo” le ayudamos y le apoyamos.

Esto también les encanta a los niños porque les gusta mucho jugar y crear con vosotros.

Sólo tienes que disponer de un rato (que pueden ser varios porque el proyecto puede ser corto o largo), algunos materiales sencillos como pegamento, tijeras, pinturas, tela, algunos juguetes… y dejaros llevar por vuestra imaginación.

En este tipo de actividad tendrá que resolver problemas que le vayan surgiendo a la hora de adaptar la idea que tiene en su cabecita a la realidad. Es maravilloso verles discurrir y su genialidad no tiene límites.

(Una cosa: a veces puedes encontrarte con que el niño está poco acostumbrado a crear cosas. Si ves que se queda bloqueado dale tiempo, podéis jugar otro día… es lo malo que tienen los juguetes de ahora que ya se lo dan todo hecho o los juegos electrónicos en los que no tienen que imaginar apenas. Te aseguro que merecerá la pena 😉 )

Aquí te dejo algunas ideas:

Una caja grande se puede transformar en…

  • una casa

  • una cocinita, lavadora, nevera…

  • un barco

  • un coche

  • un avión…

Una caja mediana se puede transformar en…

  • un garaje para coches

  • un circuito de coches

  • una ciudad con sus calles, pasos para peatones, parques…

Una caja pequeña (como las de los zapatos) se puede transformar en…

  • un futbolín

  • una camita para un muñeco

  • un teatro

  • un tren

  • el fondo del mar, la selva, una granja…

No sé si te lo puedes imaginar pero te aseguro que es sólo cuestión de empezar. Verás cómo os van surgiendo las ideas y construis algo chulíiiiiiiiiiisimo.

Ver la cara de vuestro hijo después y saber que ese juguete lo habéis contruido juntos no tiene precio.

También podéis ir guardando cajitas más pequeñas como las de algunas medicinas, galletas, infusiones… y contruir una escultura con ellas pegando unas sobre otras con celo grande (del de embalar).

Y por último…

3.- Darle una sorpresa o prepararle un regalo:

En esta opción tú lo haces todo y el niño se lo encuentra hecho.Recuerdo una casa que les hicimos mi marido y yo a mis hijos cuando cumplieron un año (no sé quién disfrutó más si nosotros al hacerla o ellos jugando con ella 😉 ).

Bueno, es tu turno ¿qué eliges? Te advierto que esto es como el comer y rascar… que todo es empezar 🙂

Si te apetece cuéntame si has realizado alguna actividad, cómo ha ido o envíame alguna fotito. Seguro que puedes aportar ideas super valiosas. Te dejo un enlace con una página para que puedas ver algunas ideas pero sólo para inspirarte ¿eh? Te recuerdo que eres un SER con una dotes creativas infinitas y si te alías con tu hij@ ni te cuento.

El enlace está aquí

Si te apetece envíame un correo electrónico.

Me encanta que me dejes comentarios ;-)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.