Cuándo se mantienen sentados los bebés

Cuándo se mantienen sentados los bebés ¿es perjudicial sentarles antes de tiempo? ¿cómo puedo enseñarle a sentarse? ¿Y si tiene tantos meses y todavía no se mantiene solo?

cuándo se mantienen sentados los bebés

Estas son algunas de las preguntas que normalmente me hacen los papás en las charlas que imparto sobre el desarrollo motor del niño.

 

Vamos a aclarar algunas cosas

Si te has puesto a buscar en internet, seguramente te habrás encontrado con un montón de información sobre este tema que a veces genera confusión porque uno no sabe a qué atenerse.

Yo no te voy a decir si es bueno o malo.

Lo que me gustaría es explicarte algunas cosas de forma sencilla para que puedas decidir qué quieres hacer con tu bebé.

 

Los cuadros de desarrollo

Hay cuadros de desarrollo en los que se dice que a partir de los seis meses un bebé puede sentarse y a partir de los ocho meses sujetarse él solo.

Pero estos cuadros en mi opinión sólo deben servir como una guía de orientación. De manera que no nos lo tomemos todo al pie de la letra y no nos estresemos si nuestro bebé todavía no ha conseguido lo que allí dice.

 

Cada niño tiene su ritmo

Sabes que esto es una de las cosas que siempre te digo y es que es una verdad como un templo.

Cada niño tiene su ritmo de desarrollo en el que influyen diferentes cosas:

  • la genética (el bebé puede ser más grande o más chiquitín y costarle así más o menos moverse)
  • la personalidad (hay bebés más movidos y otros más tranquilos)
  • el entorno (es muy diferente la estimulación que puede tener un bebé con hermanos mayores, mascotas a su alrededor… a uno que no tenga todos esos estímulos)

 

Va a terminar sentándose

A no ser que haya algún problema fisico (del que ya te habría advertido el pediatra) va a terminar sentándose así que keep calm y buen rollito 😉

No sé qué prisas tenemos con que el niño se siente, se ponga de pie, camine…

Entiendo que esos son los hitos que siempre se han considerado más importantes pero si observas a tu bebé, si le dejas espacio para moverse y te detienes a observarle, descubrirás algo alucinante.

Los bebés, si les colocas en una superficie amplia, hacen un montón de movimientos que les van llevando a fortalecer su musculatura, mantener el equilibrio, girar y ponerse boca abajo, estirarse para llegar a coger objetos…

Todos esos movimientos, finalmente les llevarán a los tan esperados hitos:

  • sentarse
  • ponerse de pie
  • caminar

Pero los anteriores, aunque no tan espectaculares como estos últimos son los que les van a permitir experimentar con su cuerpecito y controlarlo cada vez un poco más, un poco más, un poco más hasta que les obedezca por completo 🙂

 

Si vale pero… ¿cómo sé entonces si está preparado para sentarse?

Túmbate en el suelo y mira a ver qué tienes que hacer para sentarte. ¡Te vas a sorprender! Hazlo despacito para que puedas notar qué músculos tienes que tensar, de dónde tienes que tirar…

Si dejamos al niño que se siente cuando esté preparado, debería ser capaz de ponerse a cuatro patas para, desde esa posición, sentarse ¿no?

No te digo que no le puedas sentar hasta entonces, lo que digo es que si quieres asegurarte de que él puede hacerlo solo… pues tendrías que esperar hasta ese momento para tenerle ratos largos sentados (que es muy diferente a sentarle en momentos puntuales para comer, sentarle en tu regazo…)

Además también se trata del ángulo de inclinación de la espaldita. No es lo mismo estar sentado que estar un poco incorporado.

 

¿Tiene la espalda recta?

Una de las formas más evidentes de saber si un bebé está preparado o no para estar sentado es la curvatura de su espalda mientras está en esa posición.

Cuanto más arqueada esté significa que el peso lo está sujetando menos la musculatura y más su columna así que, es mejor no abusar de esa postura.

Aunque en momentos puntuales el niño se deje caer hacia adelante porque esté manipulando algún objeto, debe ser capaz de mantener su espalda recta como este peque por ejemplo

cuándo se mantienen sentados los bebés

 

¡Pero es que quiere estar sentado! ¿Qué hago?

Hay un determinado momento en el que los bebés quieren “más marchita”, se dan más cuenta de lo que sucede alrededor y quieren participar más de todo ello.

Claro que a ratos le puedes colocar un cojín detrás para que esté más incorporado, colocarle en una hamaca que hace que vea mejor su entorno, llevarle más incorporado en el cochecito de paseo… pero esto es muy diferente a colocarle en la posición de sentado (como en las fotos).

A veces también les sentamos con un montón de cojines alrededor porque él no es capaz de mantenerse por si sólo y ahí se quedan en una posición de la que no pueden salir por si solos.

 

Ahora te toca decidir

¿Qué te parece más interesante para el desarrollo del bebé? Dejarle espacio para que se mueva, desarrolle su musculatura y llegue a ponerse sentado cuando esté preparado o sentarle de forma “artificial”?

Espero que con esta información puedas tomar una decisión al respecto pero si te surje alguna duda puedes consultármela aquí.

Otro día te diré algunos ejercicios que puedes hacer para fortalecer la zona lumbar de tu bebé y así ayudarle 🙂

Si quieres leer más información sobre las charlas que imparto para padres te dejo el enlace para que puedas echar un vistazo.

Te veo en el próximo post.

Image courtesy of photostock at FreeDigitalPhotos.net

 

 

Me encanta que me dejes comentarios ;-)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.